Aparece la vidriera más antigua de Cataluña en la Catedral de Girona.

Los milagros pudieran existir. Y si no que se lo cuenten a Anna Santolaria, una de las restauradoras que en el otoño pasado, acometieron la restauración del retablo de la capilla de Sant Martí y Sant Francesc del templo gerundense y durante estas tareas se descubrió la obra medieval. El retablo tapaba totalmente la ventana donde estaba el vitral y, posteriormente, se habían construido otras dependencias de la catedral que también habían tapiado esta apertura por el otro lado. Esto ha comportado que durante unos 500 años esta pieza quedara totalmente escondida, hasta ahora.

Emparedada quedó esta joya de vidriera durante cuatrocientos años en la Catedral de Girona, hasta que fue retirado el retablo y descubrieron ennegrecida pero en excelentes condiciones esta vidriera. Anna Santolaria, detalló que la obra se divide en dos partes: por un lado los pies y la parte superior de la vidriera, que son de la primera parte del siglo XIII. Por otro, hay unos fragmentos de la parte central que serían de finales del siglo XIV. Los plafones representan la vida completa de Jesús. En la parte superior está la crucifixión. En la parte inferior, el nacimiento. María y el niño.

El feliz hallazgo es de gran importancia, pues nos permite apreciar el arte de los primeros vitrales figurativos en España.

+ INFO

Web oficial de la Catedral de Girona.
La Catedral en Wikipedia.
La noticia del hallazgo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba